Acerca de mi...

Mi foto
Manel Seral Coca
Barcelona, Spain
Este site rinde homenaje al ocultista Manel Seral Coca, profesor de Kabbalah Alquimia y Ocultismo. Escritor e investigador, que trascendió este plano el 14 diciembre de 2005. Como tantos dijeron de él: !no supo "venderse"¡.Era un investigador nato. Su obra, oculta, valga la redundancia, merece ser divulgada. El no tenía tiempo para ello. Quizá, desde la luz, si lo tenga... Porque el saber no tiene precio. Siempre estará en nosotros.
Ver todo mi perfil

Seguidores

10 may. 2005

La Cábala

Si siguiéramos la ortodoxia cabalista hebrea, nos encontraríamos con que las mujeres no pueden estudiar cábala y desde luego mucho menos pueden enseñarla. Durante mucho tiempo (y aun hoy no está muy clara la historia), en la tradición hebrea las mujeres no tenían acceso ni a los oficios religiosos. De hecho, nuestra cultura básicamente machista y de tradición judeo-cristiana, conserva el ramalazo judío antifemenino. Pero también nos encontraríamos que ni siendo varones podríamos empezar a estudiarla hasta haber cumplido los cuarenta.

Hoy por hoy existen varias líneas serias de cábala funcionando, luego también existen las de broma. En principio la cábala, la tradición, la enseñanza recibida oralmente es hebrea, pero aunque su base sea hebrea no es realmente hebrea; he hecho verdaderos esfuerzos para demostrar que en su origen no lo es. Los hebreos la han organizado y estructurado, pero en realidad aparece en la cautividad de Babilonia, antes no existía, aún no la habían desarrollado. De hecho hay muchísimos elementos babilonios e incluso sumerios que nutren la verdadera Kabbalah. En última instancia la Cábala se convirtió en un sistema muy rígido, muy dogmático, muy vinculado con la ley mosaica que mezcla enormemente lo que es enseñanza con la religión. La cábala de estas características es la llamada cábala kosher y es sobre todo literal, y por supuesto en hebreo.

Sin embargo a finales del XIX aparece la Orden hermética de la Golden Dawn, que a pesar de sus conflictos de autotolerancia, de todas las riñas internas por el poder (que por cierto , no cuadran demasiado con una corriente de conocimiento profundo y espiritual, aunque por desgracia, esto te lo encuentras en todas las Órdenes), transmitió algo que fue muy importante, que es la glorificación de un símbolo hebreo cabalístico, secundario hasta el momento o menos considerado, que es el Árbol de la Vida. Sobre este símbolo colocaron los 22 arcanos en asociación a las 22 letras hebreas que ya existían. Esta corriente fue tremendamente poderosa, contiene una enseñanza enorme y su gran virtud fue que abrió la cábala a los no judíos.

Trabajando el Árbol de la Vida cualquiera puede desarrollar una enseñanza cabalística sin tener nada que ver con la religión o filosofía hebrea pura. El hecho de abrir la cábala a los no judíos permitió la universalización de este símbolo.

La cábala moderna adopta el Árbol de la Vida como un símbolo de meditación que literalmente es un mandalah. A través de la simple observación nos permite entender la cosmología del universo. No es un conocimiento intelectual sino que penetra directamente en el inconsciente.

La gran ventaja del Árbol nos la aportó uno de los más controvertidos miembros de la Golden Dawn. Hay personas muy cuestionables pero que sin embargo han dejado conocimiento muy válido; las persones son falibles, el conocimiento, no. Este personaje fue Aleister Crowley y una de sus contribuciones más importantes es que el Árbol opera como un fichero, como un esquema sobre el cual se pueden organizar, distribuir otros sistemas, de tal manera que puedes comprender un sistema determinado al proyectarlo sobre él. Es fácil proyectar el sistema chino, por ejemplo, o el mitológico griego, o los sistemas de la psicología moderna y así se entiende mucho mejor la interacción que tienen entre ellos. Es una herramienta de trabajo inestimable.

A parte de estas dos corrientes serias nos encontramos con otras líneas de cábala que son, por así decir, más de feria, por ejemplo, la cábala numérica que ha degenerado en la actual numerología y que por desgracia no es más que una versión enormemente degenerada de la cábala original. Los cabalistas dan valores numéricos a las letras hebreas y a partir de la Edad Media se empezó a dar valores a las letras latinas, que no tienen el mismo sustrato tradicional. Puede resultar muy divertido porque se puede llegar a cualquier conclusión, sacar cualquier cosa o deducción jugando con los números si se nos antoja, es muy fácil ajustarlo a la medida. Es una cábala menor de la que ha salido la expresión castellana hacer cábalas, algo así como comerse el coco.

Otra de las corrientes de Cábala que es una pseudo-Cábala, es la corriente mágica. La cábala en origen no es mágica, es filosófica, es esotérica, pero cuando se empezaron a mezclar las tradiciones emergentes de la Edad Media en la que había muchísimo gnóstico, buscador de la magia, conocedor de secretos… claro, la cábala emplea números, los números dan poder a las letras, las letras son mágicas, etc; combinas todo esto y ya tienes la historia montada. A partir de ahí empezamos a obtener talismanes con letras hebreas, rituales, etc… De las pocas cosas mágicas que empleaban los hebreos realmente, y no es que fueran propiamente cabalistas sino que era magia hebrea, eran las filacterias, que eran un trocito de tela o pergamino donde se escribía un salmo de la Biblia en hebreo que protegía de todo mal.
Esta corriente mágica que emplea hechizos en salmos, talismanes, no es la única pseudocábala que existe, hay otra forma adulterada o degenerada, que es la que utiliza lo que en principio fueron los 72 nombres de Dios. Atributos de un mismo dios que resultaron ser 72 por una división de grados y que según versiones corresponde a otros tipos de apaños, sea la preseción o la necesidad más política que religiosa de unificar diferentes dioses en uno.

Buscar en éste site

Enlaces de interés